Aire Acondicionado Portátil

Debido a que los aires acondicionados portátiles se pueden mover de un cuarto a otro, de casa en casa, o de oficina en oficina, se están convirtiendo en una autentica revolución y una solución ideal para propietarios de viviendas, inquilinos y dueños de negocios. Lo bueno de estos aparatos de refrigeración portátil es que funcionan bien en cualquier entorno, y algunos son tan buenos para reducir la humedad y la condensación, que comprar un buen aire acondicionado portátil está lleno de ventajas.

¿Qué es un aire acondicionado portátil y cómo funciona?

El funcionamiento del aire acondicionado portátil es bien sencillo, funciona con un compresor que se encarga de absorber el aire caliente del ambiente. A medida que el compresor absorbe ese calor, lo va enfriando para luego liberarlo. A diferencia de otros aparatos de aire acondicionado como los tipo split, el compresor que se coloca en el exterior de la vivienda en este caso va integrado en el propio aparato.

Por ese motivo, los AA portátiles suelen emitir más ruido que los AA convencionales.

Ventajas del aire acondicionado portátil

  1. Fácil de instalar: puede estar listo y funcionando en minutos
  2. Escalable: puedes añadir tantos aparatos como quieras a medida que se vayan necesitando.
  3. Movilidad: como su nombre indica, puede desplazarlos para adaptarlos a sus necesidades, cuando y donde quiera.
  4. Precio: son más económicos que los aparatos de aire acondicionado tradicionales tipo split o fijo.
  5. Mantenimiento: es mucho menor que cualquier otro aparato de aire acondicionado.

Desventajas del aire acondicionado portátil

  1. Tamaño: al no estar sujeto a la pared como el split, necesitan espacio dentro de la habitación para colocar la unidad.
  2. Ruido: aunque existen modelos de AA portátiles silenciosos, hay algunos que emiten algo de ruido.

Comparativa Aire Acondicionado Portátil

Imagen
Klarstein New Breeze 9 Aire acondicionado portátil 2,7 kW (Bajo consumo clase A, función ventilador, modo secado, 4 niveles circulación aire, temporizador, refrigerador, mando a distancia, ruedas transporte, negro)
Delonghi Pinguino PAC WE128ECO Silencioso sistema de agua-aire Aire acondicionado
DeLonghi PAC AN97 63dB Blanco aire acondicionado portátil - Aire acondicionado portátil (A, 1 kWh, 220-240, Blanco, LED, 449 mm)
Marca
Klarstein
DeLonghi
DeLonghi
Peso
24,3 Kg
39 Kg
30 Kg
Dimensiones
29,5 x 36 x 77 cm
91 x 50,5 x 40 cm
75 x 44,9 x 39,5 cm
Valoración
-
Opiniones
2 Opiniones
-
5 Opiniones
Precio
desde 569,99 EUR
918,99 EUR
599,00 EUR
Imagen
Klarstein New Breeze 9 Aire acondicionado portátil 2,7 kW (Bajo consumo clase A, función ventilador, modo secado, 4 niveles circulación aire, temporizador, refrigerador, mando a distancia, ruedas transporte, negro)
Marca
Klarstein
Peso
24,3 Kg
Dimensiones
29,5 x 36 x 77 cm
Valoración
Opiniones
2 Opiniones
Precio
desde 569,99 EUR
Análisis
Imagen
Delonghi Pinguino PAC WE128ECO Silencioso sistema de agua-aire Aire acondicionado
Marca
DeLonghi
Peso
39 Kg
Dimensiones
91 x 50,5 x 40 cm
Valoración
-
Opiniones
-
Precio
918,99 EUR
Análisis
-
Modelo
Imagen
DeLonghi PAC AN97 63dB Blanco aire acondicionado portátil - Aire acondicionado portátil (A, 1 kWh, 220-240, Blanco, LED, 449 mm)
Marca
DeLonghi
Peso
30 Kg
Dimensiones
75 x 44,9 x 39,5 cm
Valoración
Opiniones
5 Opiniones
Precio
599,00 EUR
Análisis

¿Por que comprar aire acondicionado portátil?

Cuando se trata de comprar un aire acondicionado portátil, existen muchas razones por las cuales querríamos comprar uno, dependiendo de nuestras necesidades y situación.

Obviamente, la razón principal para hacerse con un climatizador portátil es por el hecho de enfriar una zona donde hace mucho calor y no queremos sudar la gota gorda, pero las razones van mucho más allá.

Estas son algunas de las razones más comunes por las que alguien necesitaría comprar un aire acondicionado portátil.

Habitaciones que necesitan más refrigeración que otras

Esta es una razón bastante común. El aire acondicionado central es el método de refrigeración preferido para muchos, pero no siempre garantiza una refrigeración uniforme en toda la casa o recinto.

Las habitaciones con grandes ventanales y las áreas con electrodomésticos que emiten calor necesitan un aumento adicional de aire frío. Muchos optan por accionar el termostato para mantener el aire que viene, esperando que las partes más frías de la casa conduzca el aire frío al resto de la casa. Pero hacer esto aumenta la factura de la luz, y también da resultado a un clima inconsistente en el interior.

Esas temperaturas inconsistentes pueden resultar en que la persona que está en el salón puede estar congelandose, mientras que otro puede estar pasando calor cuando está en la cocina, por ejemplo.

Los aire acondicionados portátiles se pueden utilizar de manera estratégica en todo el hogar para mantener la temperatura que se quiera sin tener continuamente el sistema de aire central, esto se traduce en un ahorro considerable en la factura de la luz y un temperaturas por igual en toda la casa.

Ahorro de energía

Cada año, se gastan más de 11 mil millones de euros en electricidad. Los aires acondicionados de split, aunque han ido mejorando con los años y cada vez son mas eficientes, lo cierto es que el gasto de luz se sigue notando. Sobretodo cuando es época de verano.

Los AA portátiles no son tan eficientes en el consumo de energía como las unidades centrales, pero eso no significa que no puedan ahorrarte dinero cada mes.

Dejar el aire acondicionado central en funcionamiento sin parar hace que la factura aumente hasta un 30%.

Los portátiles se pueden colocar en estas áreas más cálidas para ayudar a regular la temperatura de la casa como un todo.

Consideraciones para saber que aire acondicionado portátil comprar

1. Tamaño

El tamaño de un climatizador portátil es el primer factor decisivo en la elección, y empezamos diciendo que debe caracterizarse necesariamente por unas dimensiones reducidas y una movilidad sencilla y sin esfuerzo: por lo tanto, será necesario evaluar las dimensiones globales y los dispositivos que permitan el transporte cómodo de una habitación a otra. Los aspectos estructurales que vamos a considerar aquí son el cuerpo principal, las ruedas, la manija, el tubo de escape y el cable de alimentación para el enchufe: cada uno de ellos se ve por separado en las siguientes secciones.

Dimensiones

Las dimensiones del acondicionador de aire portátil deben estar siempre relacionadas con el espacio que tenga a su disposición: por este motivo le recomendamos que compruebe siempre el tamaño de la habitación que desee refrescar, el trastero o el rincón donde quiera guardarlo cuando no lo necesite.

En el mercado se pueden encontrar diferentes modelos de aire acondicionado portátiles: la mayoría de ellos tienen una forma paralelepípeda desarrollada verticalmente, cuyas proporciones deben garantizar la estabilidad y la menor huella posible.

Para darle una idea de las dimensiones, le damos medidas de orientación, que deben ser alrededor de 30 x 40 cm con una altura de unos 75 cm. Las esquinas del aire acondicionado deben estar redondas para minimizar las protuberancias agudas.

Sin embargo, cabe destacar que también hay acondicionadores de aire portátiles multifuncionales cuyas formas son especialmente modernas y diseñadas para tener un impacto visual más llamativo, como el que se encuentra al lado de la foto. En cualquier caso, todas las consideraciones de diseño son completamente subjetivas y no expresamos juicio alguno al respecto.

Ruedas, manija y mando a distancia

El peso de un acondicionador de aire portátil puede alcanzar hasta 40 kg, por lo que es muy importante que la estructura descanse sobre ruedas pivotantes cómodas y fiables.

En el mejor de los casos, las ruedas se construyen con especial atención a los sellos, para garantizar el máximo confort de transporte de una habitación a otra y una buena resistencia, y quizás dotadas de un bloque para garantizar la inmovilidad y máxima estabilidad una vez que el aire acondicionado se coloca donde se desee.

El transporte debe entonces ser apoyado por la presencia de un asa, es decir, un hueco en el lado corto del aire acondicionado portátil.

Los acondicionadores de aire portátiles con control remoto a menudo tienen un compartimiento especial de almacenamiento en la estructura de la carrocería para guardar el mando a distancia: puedes ver un ejemplo de ello en la imagen de enfrente. La puerta de mando a distancia puede ser una comodidad adicional, pero no creemos que sea un elemento fundamental.

Cables

La longitud del cable no siempre se indica en las especificaciones técnicas, pero puede ser de hasta 2 m. Sin embargo, es más importante evaluar cómo se enrolla el cable con el fin de garantizar la menor perturbación posible que la longitud del cable en si.

En los mejores modelos el cable se puede plegar hacia arriba y no será un elemento que incordie durante el desplazamiento. Alternativamente, se puede envolver en ganchos en la parte trasera del aire acondicionado.

Tubo de escape

El tubo de escape permite la expulsión del aire caliente y el condensado generado para producir aire frío. Puede tener una longitud de 1,5 metros y puede acortarse según sea necesario. El diámetro suele ser de unos 13 cm.

Hemos dicho que los acondicionadores de aire portátiles no se ven limitados por la instalación fija de un tubo de escape, pero deben colocarse necesariamente cerca de una ventana y el tubo de escape no debe estar sujeto a cuellos de botella.

Los mejores fabricantes ofrecen accesorios de calidad que ayudan a estabilizar el tubo de escape contra la ventana. También nos gustaría señalar que los mejores aire acondicionados portátiles ofrecen la posibilidad de fijar el tubo a una ventana o fijarlo a una pared.

2. Prestaciones

Teniendo en cuenta los primeros aspectos de importancia estructural, será importante tener en cuenta las propias necesidades y luego evaluar el rendimiento de la propia máquina, que en nuestra opinión es el segundo factor decisivo.

El primer elemento a tener en cuenta sobre el factor de rendimiento es el entorno en el que se desea utilizar el aire acondicionado, en particular el tamaño de la habitación a enfriar.

Suponemos que al utilizar el aire acondicionado siempre es aconsejable tener cuidado al cerrar las puertas y ventanas de la habitación, con el fin de limitar los residuos innecesarios. En cualquier caso, nos gustaría señalar que en la información sobre el producto encontrará indicaciones como “adecuado para entornos de aprox. 60 m³” que le ayudarán a elegir el producto adecuado para usted. En las siguientes secciones veremos con más detalle los aspectos que se pueden examinar para evaluar el rendimiento de un climatizador.

Potencia frigorífica

La potencia frigorífica de un acondicionador de aire se expresa en BTU/h (Unidad Térmica Británica/hora): cuanto mayor sea este valor, mayor será la potencia del acondicionador de aire.
Para tener un valor de referencia puramente indicativo para calcular cuánta potencia se necesita para refrigerar satisfactoriamente una habitación, deberá multiplicar el valor de 350 BTU por metro cuadrado. Destacamos que este cálculo es meramente indicativo, porque también hay otros factores que afectan al funcionamiento del aire acondicionado. Los denunciamos por el bien de la integridad:

  • El tamaño de las ventanas y su exposición
  • El grado de aislamiento térmico de las paredes y su exposición
  • El número de personas en la habitación
  • El tipo de luces utilizadas para la iluminación del local
  • Si hay otros aparatos en la habitación que pueden ser utilizados como “fuente de calor”, como un ordenador, una estufa o una plancha.

Sin entrar en más cálculos, nos gustaría señalar que para las habitaciones con grandes ventanales orientados al sur, habrá que aumentar el coeficiente de cálculo en un 30%.

Caudal de aire

Este valor, expresado en metros cúbicos por hora, es importante porque cuanto mayor sea el caudal de aire, más se refrigera y purifica el aire del polvo y el polen. Como resultado, cuanto mayor sea la cantidad de aire tratado, mejor será la calidad del aire acondicionado.

En la hoja de datos técnicos también puede encontrar el valor del caudal de aire por nivel de velocidad de suministro: disminuyendo la velocidad de ventilación, la cantidad de aire tratado también disminuye.

Un buen aire acondicionado puede tener un caudal de aire de unos 250/310/350 m3/h. Por ejemplo, una habitación de 4 x 5 m x 3 m de altura tiene un volumen de 60 metros cúbicos, por lo que a máxima velocidad el aire será tratado 5,8 veces en una hora.

Sistema de refrigeración

También en términos de rendimiento, es útil considerar si el aire acondicionado en consideración funciona con un sistema aire-aire o aire-agua.

Los modelos que operan con aire y agua aprovechan la evaporación del agua y son más potentes, pueden llegar a alcanzar hasta 17.000 BTU, sin embargo tienen la desventaja de tener un mayor consumo y requieren más mantenimiento debido a la formación de caliza, ya que requieren la presencia de un tanque de agua.

Para esta categoría adicional, también es importante evaluar la capacidad del depósito de agua, aspecto que afecta a la autonomía del aire acondicionado.

En el caso de un importante acondicionador de aire portátil, el bidón de agua puede alcanzar una capacidad de 10 l y asegurar un funcionamiento continuo con agua durante 5-6 horas, después de las cuales el bidón debe ser rellenado.

Por otra parte, los acondicionadores que utilizan el sistema aire-aire son menos potentes, tienen valores claramente inferiores desde el punto de vista del caudal, pero tienen las grandes ventajas de no tener una autonomía ligada a la capacidad del depósito y de no requerir un mantenimiento particular para contrarrestar la excesiva formación de cal.

3. Funciones

Los modelos portátiles de aire acondicionado varían tanto en las funciones ofrecidas como en el ajuste de las mismas. Los acondicionadores de aire portátiles generalmente permiten activar más de una función. No todos ellos son indispensables y su importancia está en consonancia con el uso que se pretende hacer del aire acondicionado, pero señalamos este aspecto como el tercer factor a tener en cuenta en la elección del climatizador portátil porque la presencia de funciones puede hacerlo más versátil y por lo tanto adecuado para satisfacer una gama más amplia de necesidades.

Las principales funciones que puede encontrar en un climatizador portátil son las siguientes:

  • Interruptor: permite apagar y encender el aire acondicionado.
  • Aire acondicionado: esta es la función principal, es decir, la función de refrigeración.
  • Temporizador: permite ajustar la temperatura y el tiempo de funcionamiento del aire acondicionado y facilita enormemente la gestión de la temperatura durante todo el día. En los modelos más avanzados, se puede ajustar con un mando a distancia.
  • Dormir: regula el funcionamiento durante la noche, permite que el aire acondicionado sea particularmente silencioso.
  • Smart: detecta la temperatura y ajusta automáticamente la potencia de refrigeración necesaria
  • Ventilación: función adicional que permite que el aire acondicionado circule más rápidamente en la habitación.
  • Deshumidificación/humidificación: función accesoria que regula la humedad del aire. El valor de referencia de la capacidad de deshumidificación se expresará en l/h. Una buena deshumidificación puede superar los 30 litros por día. Por supuesto, si sus necesidades son principalmente las de deshumidificar o humidificar el aire un aire acondicionado portátil no será suficiente, y le sugerimos que considere la compra de un humidificador o deshumidificador.
  • Función de autodiagnóstico: en los mejores modelos, esta función detecta la producción excesiva de hielo y realiza descongelación automática. Otra función de autodiagnóstico puede ser la que indica cuándo es el momento de reemplazar el filtro de cal en los modelos de agua. Estas funciones de autodiagnóstico son importantes porque aseguran un mejor mantenimiento y longevidad del aire acondicionado.

Como ya hemos comentado anteriormente, además de las diversas funciones disponibles en el climatizador, también es interesante observar cómo se regulan. En los modelos más modernos, se pueden personalizar en una escala de valores de al menos 3 niveles. Este ajuste se puede realizar manualmente, mediante botones en el cuerpo de la cámara del climatizador, mediante un panel digital con señales luminosas LED, o mediante mando a distancia.

4. Consumo energético

Otro aspecto a tener en cuenta es el consumo energético, que también podemos deducir de la clase energética del climatizador portátil. Aceptamos que los acondicionadores de aire portátiles funcionan gracias a un ciclo termodinámico activado por un fluido termovector, que es un gas refrigerante, que en los acondicionadores de aire más modernos y avanzados puede tener un impacto ecológico cero como el propano R290.

Veamos ahora algunos aspectos que pueden darnos una idea de cuánto puede afectar un aire acondicionado portátil al consumo de electricidad.

Tecnología de funcionamiento

El consumo de energía está determinado por la tecnología utilizada para producir aire fresco. Otra aclaración se refiere al tipo de funcionamiento, que puede ser on/off o inversor. Acondicionadores de aire portátiles con funcionamiento on/off apagan cuando se alcanza la temperatura deseada y, en caso necesario, vuelven a encenderse para recuperar la misma temperatura.

Por el contrario, los acondicionadores de aire portátiles con inversión de marcha, una vez alcanzada la temperatura deseada, permanecen conectados a una temperatura constante. Estos últimos son generalmente más caros, pero consumen menos energía y por lo tanto tienen menos impacto en su factura y en el medio ambiente.

Otro aspecto que afecta al consumo de energía es el sistema de operación aire-aire o aire-agua. Al tratar con el rendimiento del acondicionador de aire portátil, ya hemos destacado cómo el sistema mixto aire-agua proporciona un mejor rendimiento, a la vez que se debe tener en cuenta que este sistema consume más y tiene la desventaja de requerir un mantenimiento más exigente y preciso.

Etiqueta de eficiencia energética

Los acondicionadores de aire portátiles son aparatos que consumen mucha electricidad y por lo tanto tienen una etiqueta energética obligatoria. La etiqueta actual vigente para estos aparatos es la válida para la macrocategoría de climatizadores monobloque (pools y fijos, con uno o dos conductos), o los que están formados por una única unidad a colocar en el interior de la estancia a refrescar.

Para este tipo, se indicará la eficiencia energética nominal EER en modo de refrigeración. Si el aparato también incluye la función de calefacción, el coeficiente nominal de rendimiento (COP) también se muestra en modo de calefacción.

Estos coeficientes relacionan la potencia frigorífica (o calorífica) con la energía eléctrica absorbida cuando el producto funciona en determinadas condiciones ambientales de temperatura y humedad. En nuestro caso concreto nos interesa ver la etiqueta energética de los acondicionadores de aire que nacen como refrigerantes, porque, como ya hemos dicho, aquí consideramos la función de calefacción como un accesorio.

Veamos un ejemplo práctico para que podamos entender claramente qué representa cada campo de la etiqueta.

La etiqueta de eficiencia energética se divide en 3 secciones:

  • Arriba: Identifica el producto, llevando el nombre, la marca del fabricante y el nombre del modelo. Un pictograma indica que el aparato sólo funciona en modo de refrigeración.
  • En el centro: muestra la clase de eficiencia energética del aire acondicionado. A la izquierda se puede ver la escala de las clases de eficiencia energética: una serie de letras del alfabeto insertadas en flechas de diferentes longitudes y colores, del verde al rojo. En la parte superior se encuentra el mejor valor, indicado por la letra A++++++, inscrita en una flecha verde corta, que identifica los acondicionadores con el menor consumo energético. Descendiendo se encuentra el mayor consumo. representadas por las letras A+++, A+, B, C, C, D, D insertadas en un crescendo de flechas que cambian de amarillo a rojo. A la derecha en cambio, en color negro, usted puede encontrar la clase real del producto que está leyendo la etiqueta.
  • Abajo: proporciona las especificaciones técnicas y energéticas del modelo. A continuación, encontrará en negro: la potencia nominal en kW, el valor EER, es decir, el índice de eficiencia energética nominal en modo refrigeración y el ruido emitido dentro de la habitación, expresado en decibelios, el consumo en kWh durante 60 minutos de funcionamiento en el modo indicado.

Nuestro consejo es invertir algunos euros más en un acondicionador de aire que sea al menos clase A, pero que le ahorrará dinero a largo plazo.

5. Nivel de ruido

El último factor a tener en cuenta a la hora de elegir el aire acondicionado ideal es el ruido. De hecho, teniendo en cuenta que el aire acondicionado también se puede utilizar mientras se duerme, o en la sala de estar mientras se ve una película, el dispositivo debe garantizar necesariamente la menor perturbación posible.

Es posible que en la hoja de datos del producto se encuentre el nivel de ruido indicado por la velocidad de entrega del aire frío, ya que es fácil adivinar que un acondicionador de aire será más ruidoso cuando se trabaja a alta velocidad, y más silencioso cuando se reduce el nivel de potencia.

Por lo tanto, entre los diferentes modelos de acondicionadores de aire hay que prestar atención a los datos de decibelios (dB) que se encuentran en la hoja de datos del producto y, obligatoriamente, en la etiqueta energética. Cuanto más bajo sea este parámetro, más silencioso será el acondicionador.

A modo de referencia, nos gustaría señalar que la respiración humana tiene un nivel sonoro de unos 20 dB y que una conversación normal entre dos personas tiene lugar a 60 dB. Por lo tanto, este valor es importante tener en cuenta, especialmente si se considera que un acondicionador de aire portátil medio tiene un nivel de ruido de unos 60 dB, pero hay algunos modelos extremadamente silenciosos que en modo nocturno alcanzan los 20 dB.

HOME
4.3 (86.67%) 6 votes

Menú de cierre